Síntomas de la Enfermedad de Alzheimer

La demencia afecta casi siempre a personas de edad avanzada. El 20% de todas las personas con más de 80 años padece demencia. El 60% de éstos padece la Enfermedad de Alzheimer.

La Enfermedad de Alzheimer es la forma más frecuente de demencia: alrededor del 60% de las personas con demencia padecen la enfermedad de Alzheimer. En el proceso de la enfermedad se va produciendo cambios en las neuronas o células cerebrales, que dificultan el correcto funcionamiento de las mismas. Debido a este proceso, las neuronas empiezan a morir produciéndose un atrofia cerebral o pérdida de masa del cerebro en unas claras localizaciones del cerebro.

Durante el avance de la enfermedad de Alzheimer el proceso DEGENERATIVO avanza gradualmente afectando a un número creciente de células cerebrales.

La etiología de esta demencia es todavía desconocida.

La enfermedad suele comenzar con una alteración de la memoria a corto plazo: la persona afectada olvida las citas, no recuerda quién le visitó el día anterior ni lo que comió. Luego, comienza a tener dificultades para continuar con ciertas tareas y actividades, problemas de lenguaje, dificultad para realizar cálculos, para vestirse, etc. Desde que aparecen los síntomas más tempranos de la enfermedad hasta el fallecimiento pueden transcurrir entre 5 y 10 años, aproximadamente.

Atrofia cerebral en Alzheimer

 

Primeros Síntomas de la Enfermedad de Alzheimer

Con frecuencia los primeros síntomas de la enfermedad de Alzheimer  no son reconocidos ya que se ven más parte normal del proceso de envejecimiento. Al principio de la enfermedad el paciente puede presentar:

  • Dificultad con el habla y el lenguaje.
  • Problema con la memoria a corto plazo.
  • Desorientarse levemente en el tiempo y en el espacio.
  • Tener dificultades a la hora de tomar decisiones.
  • Perder iniciativa y motivación.
  • Mostrar signos de depresión y/o agresividad.
  • Mostrar una pérdida de interés en sus aficiones y pasatiempos.

Síntomas de avance de le enfermedad

A medida que la enfermedad va progresando, los problemas se van haciendo más evidentes. La persona con Alzheimer tiene dificultades en su vida diaria y:

  • Se vuelve muy olvidadiza, especialmente con los asuntos recientes y los nombres de las personas.
  • No se las puede arreglar viviendo sola sin problemas.
  • Es incapaz de cocinar, limpiar, hacer la compra.
  • Necesita ayuda para su higiene personal, incluyendo ir al servicio, bañarse o lavarse.
  • Necesita ayuda para vestirse.
  • Tiene dificultades cada vez mayores para hablar, no reconoce el nombre de objetos.
  • Perderse en lugares familiares.
  • Muestra varias anormalidades de comportamiento, tales como agresividad
  • Puede experimentar alucinaciones auditivas o visuales

Síntomas tardíos de la enfermedad de Alzheimer

Esta etapa se caracteriza por una total dependencia e inactividad. Los trastornos de memoria son muy serios y el deterioro físico de la enfermedad se hace más evidente. El enfermo puede:

  • Tener dificultades para comer o deglutir (tragar)
  • No reconocer a sus parientes, amigos o familiares.
  • Tener dificultades para comprender o interpretar cualquier cosa.
  • Dificultad para orientarse en su propia casa.
  • Tener dificultades para caminar.
  • Sufrir incontinencia total o parcial.
  • Mostrar comportamientos inadecuados en público.
  • Estar confinado a una silla de ruedas o a la cama.

Medio millón de personas padecen la enfermedad de Alzheimer en España. La enfermedad de Alzheimer es el tercer problema sanitario más importante en los países desarrollados, tras las enfermedades vasculares y el cáncer, y es asimismo a tercera causa de muerte.