Neuroimagen en el Trastorno Obsesivo Compulsivo

En el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), los estudios de neuroimagen demuestran claramente una relación de los posibles cambios estructurales como por ejemplo del funcionamiento cerebral asociado a la enfermedad obsesiva.

ALTERACIONES NEUROANATÓMICAS

Los estudios de neuroimagen con Tomografía Axial Computerizada (TAC) y Resonancia Magnética Nuclear (RNM) han permitido identificar alteraciones neuroanatómicas de algunas de las estructuras cerebrales de pacientes afectados de TOC.

Los estudios demuestran un aumento de densidad de la corteza orbito-frontal (córtex prefrontal), involucrado en el juicio, las emociones y la planificación, de los ganglios basales y del tálamo así como una disminución de la densidad del cerebelo.

Los estudios realizados con Tomografía de Emisión de Positrones (PET), muestran un aumento franco de la actividad de los lóbulos frontales, ganglios de la base y cíngulo.

La hiperactividad de estas zonas ve desapareciendo si la terapia tanto farmacológica como terapéutica funciona. Estos estudios demuestra un papel importante en el TOC de los circuitos fronto-estrio-talámicos.

CEREBRO TOC

En el TOC podría haber un déficit en la inhibición de respuesta. La inhibición de respuesta parece ser un importante dominio cognitivo a la hora de explicar este trastorno. La mayoría de estudios sugiere que el córtex prefrontal (orbitofrontal y cíngulo), los ganglios basales y el tálamo se relacionan con la patogénesis del TOC.

alasbim01

Esta afectación, o enfermedad mental produce cambios en la cognición del paciente, tales como:

  • Déficit visuoespaciales y visuoconstructivos
  • Déficit de memoria no verbal
  • Disfunciones ejecutivas