Incremento del consumo de drogas y alcohol en los jóvenes

España se mantiene a la cabeza de la Unión Europea en consumo de cocaína y cannabis.

Científicos investigadores de Andalucía aportan datos acerca del consumo de drogas entre jóvenes reflejan un incremento en alcohol durante los fines de semana y cannabis. Llama la atención que las edades de inicio se sitúan entre los 13 y 16 años, aumentándose también el consumo en mujeres.

Estos datos de drogodependencias han sido expuestos en las II Jornadas de Concienciación Juvenil frente a las Drogas organizadas por el Centro de Tratamiento de Adicciones y Salud Mental MonteAlminara y el Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ).

Los médicos han impulsado el intentar defender la necesidad de impulsar acciones de prevención, concienciación y tratamiento temprano ante el aumento de determinados patrones de consumo entre los jóvenes. Los expertos han observado que, a pesar de disponer en la actualidad de evidencias de todo tipo sobre las consecuencias físicas, psicológicas y sociales del consumo de ese tipo de drogas, los jóvenes tienen una baja percepción del riesgo asociado a las mismas.

Es de vital importancia que ya desde edades tempranas se informe a los jóvenes sobre los riesgos no sólo físicos sino psíquicos que producen el consumo de alcohol o drogas.

Los psiquiatras profesionales en adicciones han insistido en la necesidad de mostrar los efectos que las drogas provocan en los jóvenes

Un dato drástico es que España se mantiene a la cabeza de la Unión Europea en consumo de cocaína y cannabis.

La idea de prevención consiste en que si tenemos unos jóvenes formados e informados, estarán más capacitados para saber dirimir por ellos mismos los peligros que les acechan en la sociedad.

Desde el punto de vista de salud mental es imprescindible que trabajemos para formarles y educarles con todos los recursos a nuestra disposición, para que sean capaces de tomar las decisiones más adecuadas en todos los ámbitos de su vida”.

Se estima que 2,5 millones de europeos jóvenes (el 1,9% de este grupo de edad) consumieron cocaína el último año. La clasificación la encabeza Reino Unido (4,2%), seguido de España (3,6%), Irlanda (2,8%) y Dinamarca (2,5%). Los países con menor consumo son Rumanía y Grecia (0,2%). Por lo que se refiere al cannabis, unos 15,4 millones de europeos jóvenes (el 11,7% de este grupo de edad) lo ha probado al menos una vez durante el último año. España ocupa el tercer lugar en la clasificación (con el 17%), sólo superada por Francia (17,51%) y Polonia (17,1%). También aquí la tendencia es al descenso en el consumo, aunque a un ritmo más lento que en el caso de la cocaína.

Datos del Ministerio de Sanidad y del plan de prevención de Drogas arrojan que: El incremento del consumo de cocaína es especialmente significativo en el caso de los estudiantes de Enseñanzas Secundarias. En la última década, la prevalencia de consumo en este sector de la población se ha multiplicado por cuatro. Así, en 1994 un 1,8% de jóvenes entre 14 y 18 años decía haber consumido cocaína en los doce meses anteriores a la realización de la encuesta. En 2004 esta proporción se ha incrementado hasta un 7,2%. El consumo es más elevado entre los hombres ( 9,4% la habían consumido en los últimos doce meses), que en las mujeres (5,1% para el mismo periodo) y se incrementa conforme aumenta la edad de los escolares. El 18,5% de los jóvenes de 18 años afirma haber consumido cocaína en los últimos doce meses, frente al 0,9% de los jóvenes de 14 años.