Desintoxicación del alcohol

El consumo de alcohol crónico o a largo plazo provoca síntoma de abstinencia al dejar de consumir alcohol. Éstos síntomas pueden varían en severidad dependiendo del uso, el tiempo que ha estado consumiendo el paciente y del grado de dependencia.

El alcohol es un depresor del sistema nervioso central. Su mecanismo de acción es en diferentes estructuras del cerebro como la formación reticular y la corteza. También afecta a la médula espinal y al cerebelo. Su uso agudo o crónico produce variaciones en nuestros transmisores cerebrales.

El alcohol interfiere en el proceso por el que determinadas células nerviosas reciben órdenes para activarse, a la vez que acelera los procesos por los que las células nerviosas reciben mensajes para frenar su actividad. Así, el alcohol actúa como un inhibidor bioquímico de la actividad del sistema nervioso central.

El efecto de la abstinencia se manifiesta en tres áreas fundamentales:

  • Los cambios mentales repentinos y severos que producen psicosis y miedo extremo.
  • Los cambios neurológicos, como las convulsiones.
  • Cambios hemodinámicos, como el aceleramiento del pulso, alta de presión y elevación de la temperatura.

Desintoxicación

La desintoxicación es el proceso durante el cual se abandona el consume de alcohol por complete. La forma más segura de realizar una desintoxicación es con un ingreso en un hospital o en un centro de desintoxicación. Algunos pacientes que no presentan un grado de adicción fuerte pueden realizar la desintoxicación en su domicilio, siempre bajo supervisión médica especializada.

Existen tratamientos médicos que alivian y reducen los síntomas de abstinencia, medicamentos para la tensión arterial, los anticonvulsivos, sedantes, líquidos intravenosos y vitaminas.

El proceso de desintoxicación dura aproximadamente de 3 a 6 días.

Síntomas del síndrome de abstinencia

Cuando existe adicción al alcohol, se pueden experimentar alucinaciones visuales entre las ocho y las cuarenta y ocho horas después de dejar de beber. Normalmente son alucinaciones visuales, pero pueden comprender sonidos y olores, y durar desde unas horas hasta semanas.

También en este periodo de abandonar el consumo o dejar el alcohol, pueden aparecer convulsiones. Estos síntomas pueden derivar en delirium tremens.

Esta patología el Delirum Tremens es una enfermedad muy grave que requiere siempre ingreso hospitalario.

Los síntomas más frecuentes en la desintoxicación son:

  • Ansiedad, agitación, confusión
  • Dolor de cabeza
  • Alteraciones auditivas
  • Náuseas y vómitos
  • Disminución de las sensaciones
  • Crisis convulsivas
  • Delirium tremens, cuadro confusional muy grave
  • Alteraciones táctiles, alucinaciones visuales
  • Sudoración excesiva
  • Temblores
  • Signos vitales elevados
  • Alteraciones visuales
  • Ansia de consumo (craving)

El síndrome de abstinencia del alcohol puede ser muy grave, más que incluso otras drogas.

Póngase en tratamiento médico especializado, no realice desintoxicaciones por su cuenta sin consultar a un especialista. En Consulta Iglesias somos especialistas en el tratamiento contra el alcoholismo, ponte en contacto con nosotros para comenzar tu desintoxicación.