Depresión una Epidemia

Según los últimos estudios de investigación aproximadamente en 20 años, la depresión será la enfermedad más frecuente, superando incluso al cáncer y a las enfermedades cardiovasculares. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), esta enfermedad mental será el mayor problema de salud para las sociedades.

El problema, agrega la OMS, los países en desarrollo actualmente sólo gastan menos de 2% de sus presupuestos nacionales en servicios de salud mental. Esta advertencia fue realizada durante la primera Cumbre Global de Salud Mental que se lleva a cabo en Atenas.

En la actualidad, más de 450 millones de personas están directamente afectadas por algún trastorno o discapacidad mental y la mayoría de éstas viven en los países en desarrollo.

En el 2030 la depression sera una de las mayores cargas económicas para los servicios de Sanidad.

El doctor Saxena afirma que la depresión actualmente es mucho más común que otras enfermedades más temidas, como el VIH-Sida o cáncer, "La llamamos la epidemia silenciosa porque a menudo pasa sin ser reconocida" dice el psiquiatra de la OMS.

Algunos síntomas que deben tenerse en cuenta para saber si se atraviesa un estado depresivo:

  • Cambios de humor
  • Trastornos del sueño
  • Pérdida o aumento significativo de peso
  • Sentimientos de tristeza, desgano
  • Disminución de la autoestima

Los médicos especialistas consideran que es una enfermedad seria que por lo general requiere tratamiento inmediato (ya sea farmacológico, psicoterapéutico o ambos). En la actualidad se conoce la etiología o causa de la depresion: factores genéticos, psicológicos, biológicos y sociales.

Al igual que sucede con otras enfermedades, cuanto más pronto se pueda comenzar el tratamiento contra la depresión, más efectivo es y las probabilidades de prevenir una recaida son mayores.

Hay que vencer y olvidar los mitos sobre que los medicamentos provocan adicción, el manejo adecuado de los fármacos antidepresivos y tranquilizantes es seguros para los pacientes. Cabe recalcar, al mismo tiempo, desmentir que los Antidepresvos producen dependencia.