Claustrofobia o el terror de quedarse encerrado

La claustrofobia es una fobia específica que consiste en un miedo irracional a estar en una habitación cerrada pequeña o poco iluminada.

El paciente tiene la sensación de estar enclaustrado con miedo a no poder salir, miedo incontrolable a no poder abandonar el lugar, a que le falte el aire, a que se acabe el oxígeno y por consiguiente a poder fallecer.

Este miedo produce conductas evitativas, es decir, el paciente no accederá a lugares en los que él crea que pueda tener estas sensaciones de pánico y terror.

Causas de la claustrofobia

La mayoría de las veces la claustrofobia se debe a una experiencia muy desagradable en un espacio pequeño en el pasado, como quedarse encerrado en un ascensor o quedarse encerrado en el aseo de un restaurante. Con el tiempo el paciente irá desarrollando los síntomas ansiosos limitativos de esta patología.

También existen personas que padecen la claustrofobia sin haber vivido estos episodios tan desagradables. Hay pacientes que sólo con la visión de un hecho o escuchar una situación desarrollan esta patología, por lo gnenral son personas muy sensibles o fácilmente aprensivos.

Estudios científicos demuestran en las últimas publicaciones que estas personas cuando están en un lugar son incapaces de hacer una valoración real y objetiva del tamaño de la habitación o del espacio o lugar. Todas las habitaciones de un tamaño reducido, las aprecian de un tamaño bastante inferior a la reölidad con menor capacidad de huida y con mayor valoración del miedo.

Consecuencias

Esta patología puede interferir de manera franca en nuestra vida cotidiana se cree que cerca de un 6% de la población padecen síntomas de claustrofobia.

Esto les va a impedir acudir a sitios como discotecas o desempeñar una actividad laboral normal por trabajar en un edificio con oficinas reducidas. También es difícil a la hora de organizar determinadas pruebas médicas muy importantes como la tomografía axial computarizada o una resonancia magnética, ya que tienen que permanecer bastante tiempo en un sitio cerrado.

Síntomas

Los síntomas de la claustrofobia son:

  • sudores

  • aceleración del pulso cardíaco

  • temblor generalizado

  • aturdimiento

  • sensación de inestabilidad

  • miedo intenso

  • náuseas mareo

  • terrores

  • sensación de falta de aire y de asfixia

Tratamiento

El tratamiento de la fobia específica claustrofobia es la combinación de varios tipos de tratamiento:

  • psicológico

  • psicofarmacológico

El tratamiento psicofarmacológico en un principio puede ser con tranquilizantes para enfrentarse a esta situación fóbica solamente de manera puntual, como sucede también en otras fobias como en la aviofobia (miedo a volar).

Si la persona padece cuadros de ansiedad con frecuencia, es recomendable comenzar conun inhibidor de la recaptación de la serotonina .

Existen muy buenos fármacos en la actualidad que aefrecen bastante beneficio a la patología del paceinte con reducción de los síntomas que produce esta patología.

El tratamiento psicológico está basado en la terapia cognitivo conductual realizando:

  • desensibilización progresiva

  • control de la ansiedad

  • reestructuración cognitiva

  • exposición de manera insitu guiada por un terapeuta para control de la ansiedad

Todas estas técnicas han demostrado los últimos años grandes beneficios, si bien muchos pacientes no acuden de inmediatamente a tratamiento. Pudiendo llegar a una cronificación con empeoramiento de los síntomas hacia una agorafobia o miedo a salir de casa.

En caso de padecer esta patología no dude en acudir a CONSULTA IGLESIAS ya que tenemos diferentes tipos de tratamiento que pueden hacer que usted y su patología mejoren de manera franca, mejorando su calidad de vida.